Saltar al contenido

Características del Arte Etrusco

Características del Arte Etrusco

El arte etrusco designa a aquel arte realizado por la antigua civilización de los etruscos, que se desarrolló a partir del siglo VII a. C. El arte etrusco fue inspirado en los modelos del arte oriental, egipcio, fenicio, asirio y griego y posee un estilo único e innovador.

Los etruscos son uno de los pueblos de la antigüedad que habitaron la península itálica (región denominada de Etruria, actual Toscana). Ellos representaron una civilización muy avanzada para la época, los cuales influenciaron a diversos pueblos, incluso a los romanos.

Así, el florecimiento de la civilización etrusca fue esencial para el desarrollo de Roma antes de la llegada de los romanos. Ellos fueron los primeros en construir una muralla para proteger a la ciudad de Roma.

Características

  1. Generales

En el arte, los etruscos se destacaron en la artesanía, pintura, escultura y arquitectura. Los principales materiales utilizados eran el barro, terracota, arcilla, piedras, madera, mármol, oro y marfil. Además, dominaban las técnicas de fundición de metales y, por lo tanto, desarrollaron diversos objetos de hierro y bronce.

  1. Artesanía

Una de las importantes características del arte etrusco se debe al desarrollo de la artesanía, ya que los etruscos fueron grandes artesanos. Vasijas, jarros, cajas y joyas de oro, plata y marfil forman parte de la artesanía etrusca, las cuales eran utilizadas y también comercializadas.

  1. Pintura

Los frescos, realizados en colores vivos (rojo, amarillo, azul, ocre, blanco, negro) y de carácter plano (bidimensional, sin perspectiva), fueron las principales pinturas de la civilización etrusca. Aparecían en los templos y tumbas y poseían un carácter bastante realista con figuras de hombres, mujeres, animales, objetos y vegetación.

La pintura etrusca presentaba simetría y movimiento y formaba parte del imaginario de la eternidad o de la vida después de la muerte. Por ese motivo, muchas figuras aparecen en estado de reflexión así como en contextos festivos (danzas, banquetes, ritos funerarios), de lucha y temas mitológicos.

  1. Escultura y Arte Funerario

Una de las principales características de las esculturas etruscas es el realismo. Generalmente eran hechas en piedra, bronce, terracota, barro y arcilla. El arte funerario y religioso fue una de las importantes características del arte etrusco. Las tumbas eran formadas por bustos y esculturas en tamaño real y generalmente poseían relieve. Estas esculturas hacían referencia al difunto.

Las cámaras funerarias reunían aspectos de la arquitectura, escultura y pintura etrusca. Se destacan el “Sarcófago de los Esposos” y el “Sarcófago de Cerveteri“, ambos producidos en terracota, de donde surge la imagen de una mujer y un hombre reclinados en una supuesta cama.

Además, las esculturas etruscas zoomórficas de carácter naturalista representaban animales mitológicos, generalmente esculpidos en bronce. Merecen especial mención la “Quimera de Arezzo” y la “Loba Capitolina”.

  1. Arquitectura y Urbanismo

Necrópolis, templos, palacios, edificios públicos, acueductos, puentes, murallas, portales, túneles y carreteras son las grandes construcciones arquitectónicas de la civilización etrusca.

Cabe destacar que las ciudades-estados de Etrurios siguieron un patrón cuadriculado, nunca visto antes por las civilizaciones antiguas de Europa.

El arco y la bóveda, generalmente hechos de piedra y madera, son las dos características más importantes que los etruscos introdujeron en la arquitectura urbanística. Las casas eran simples y hechas generalmente de ladrillo y barro.

Los templos, normalmente en formato cuadrangular y de pequeñas dimensiones, eran construidos en el lugar más alto y fuera de las ciudades. Dentro de los templos se reunían diversas pinturas y esculturas, donde se realizaban diversos rituales para las divinidades.