Saltar al contenido

Características de los Cuentos de Terror

Características de los Cuentos de Terror
4 (80%) 15 votes

Un cuento es una breve narración de eventos imaginarios que presentan un grupo de personajes reducido y que recurre a pocos recursos narrativos de modo que desarrolla un argumento no tan complejo.

El terror, a su vez, es el sentimiento de miedo más intenso, en el cual imposibilita a que el individuo no pueda pensar de forma racional. El terror puede ocasionar escalofríos, parálisis muscular e incluso paro cardíaco, provocando la muerte en algunos casos.

Un cuento de terror es un relato literario ficcional que pretende provocar sentimientos de miedo al lector. En este aspecto, puede presentar diversas historias relacionadas a temáticas como fantasmas, espíritus, cosas sobrenaturales, catástrofes, crímenes, enfermedades, la muerte.

Características

  • Presenta una mezcla de incertidumbre, intensa expectativa ante la inminencia de sucesos, noticias, decisiones, desenlaces o revelaciones considerados de extrema importancia.
  • El suspenso puede estar construido de varias formas: por la caracterización del personaje, por la acción y por el ritmo con el que se desarrolla la narrativa.
  • Para producir suspenso, es necesario ocultar algunas informaciones o revelaciones.
  • Para esto la narrativa detalla la descripción de la escena, las relaciones de los personajes y omite algunas informaciones.
  • Tiene por objetivo despertar sensaciones de miedo y horror referentes a la muerte, locura, etc.
  • Los personajes pueden ser sobrenaturales, embrujados o encantados, fantasmas, monstruos, vampiros, por un mal que se esconde en la mente humana, etc.

Elementos de la narrativa

Personajes: ¿Quién?

Tiempo: ¿Cuándo?

Espacio: ¿Dónde?

Acción: ¿Qué sucedió?, ¿Cómo se desarrollan los hechos?

Narrador: ¿Quién es el que cuenta la historia?

Trama o momentos de la narrativa

Situación inicial: situación de equilibrio

Conflicto: los motivos que desencadenaron la acción de la historia.

Clímax del conflicto: momento de mayor tensión en la historia.

Desenlace: final y resolución del conflicto.