Saltar al contenido

Características de los Dientes

Características de los Dientes
4.3 (85.54%) 166 votes

Los dientes son estructuras resistentes encontradas en la boca que sirven para cortar, amasar y triturar los alimentos. Sin los dientes, nuestra alimentación debería basarse en productos con consistencia pastosa o líquida, pues no lograríamos reducir el tamaño de aquello que fue ingerido y, consecuentemente, estaríamos más propicios a atragantarnos.

Características de los Dientes

El ser humano posee dos denticiones diferentes durante toda su vida: la temporal o de leche y la permanente. La de leche aparece cuando se completan más o menos seis meses de edad, siendo reemplazada entre los seis y 12 años por los dientes permanentes. Un niño posee 20 dientes de leche, y un adulto 32 dientes permanentes.

Cuando se observa la boca de una persona, se ve solo una porción del diente, estando la otra parte insertada dentro del hueso. La parte visible de esa estructura se la llama corona, y la parte que está dentro del hueso recibe el nombre de raíz. La región de unión de la raíz con la corona es denominada cuello.

La corona se diferencia entre un diente y otro. Mientras unas coronas poseen superficie más afilada, otras son más planas. Esta característica ayuda a clasificar a los dientes en algunos tipos:

Incisivos: son los dientes delanteros de la boca. Su formato permite que sean usados para cortar alimentos. Cuando se come una manzana, por ejemplo, se utiliza primero este grupo de dientes. En la boca de una persona adulta, se encuentran ocho incisivos: cuatro superiores y cuatro inferiores.

Caninos: poseen corona con puntas agudas, que sirven para cortar y rasgar los alimentos. Este tipo de diente es bastante desarrollado en los animales carnívoros. Cada persona adulta presenta cuatro caninos.

Premolares: poseen dos puntas y ayudan a aplastar el alimento. En la boca de una persona adulta, hay ocho premolares.

Molares: poseen la corona con superficie que presenta varias puntas y son responsables de triturar el alimento. El ser humano adulto posee 12 molares.

A pesar de las diferencias morfológicas de los dientes, todos presentan en común una estructura básica, es decir, el esmalte, la dentina y la pulpa. La capa más externa del diente es denominada esmalte y funciona como una cobertura protectora.

Esta parte, que es traslúcida, es considerada la sustancia más dura de nuestro cuerpo y está formada por fosfato de calcio. Luego del esmalte, se encuentra la dentina, una región rica en pequeños túbulos que conectan esa parte con la región más interna llamada pulpa. En la pulpa del diente se encuentran los nervios y los vasos sanguíneos.

Cuando una persona no cuida la salud de sus dientes, pueden surgir las caries. Este problema se desencadena por la producción de ácidos ocasionados por las bacterias que se desarrollan en la boca. Estos ácidos destruyen el esmalte hasta llegar a la dentina y a la pulpa, donde causan bastante dolor.