Saltar al contenido

Características del Dióxido de Carbono

Características del Dióxido de Carbono

El dióxido de carbono, el gas carbónico o el anhídrido carbónico es una molécula compuesta por un átomo de carbono (C) y dos de oxígeno (O).

La reacción química de formación del CO2 es simple y ocurre de la siguiente manera:

C + O2 ⇒ CO2

Características

  • El dióxido de carbono es incoloro, inodoro y más pesado que el aire, siendo de difícil detección en el ambiente, pues no presenta olor o sabor.
  • Se lo encuentra en la atmósfera en forma de CO2.
  • Está compuesto por un átomo de carbono y dos de oxígeno.
  • Descubierto en 1638 por Jan-Baptist Van Helmont, el dióxido de carbono se produce por la reacción entre el oxígeno y el carbono durante la respiración y la combustión de productos orgánicos.
  • En alta concentración en la atmósfera, se lo considera como uno de los principales gases formadores del efecto invernadero.
  • En consecuencia de este proceso, el dióxido de carbono puede causar la contaminación del aire, el aumento de las temperaturas y la lluvia ácida.
  • También es importante en la fotosíntesis y en la combustión. Sin él, las plantas, el fitoplancton y las algas no podrían llevar a cabo el proceso de fotosíntesis.

Fuentes emisoras

Existen diversas fuentes de emisión de dióxido de carbono.

La combustión de la materia orgánica es la principal fuente de producción de CO2. Deriva de la quema de productos como el aceite, la madera y los combustibles fósiles.

Las actividades humanas, especialmente industriales, son fuentes importantes de emisión de dióxido de carbono.

caracteristicas del dioxido de carbono

La fermentación, la descomposición de materia orgánica, y los procesos respiratorios de los organismos vivos también son fuentes de producción del CO2.

Las erupciones volcánicas, deforestaciones y quemas también emiten dióxido de carbono.

Usos

Además del proceso natural de fotosíntesis, el CO2 se utiliza en la industria alimenticia, principalmente en la industria de bebidas en un proceso llamado carbonatación.

Este proceso se aplica para la fabricación de refrescos, agua gaseosa, vinos espumosos y cerveza.

Se lo utiliza en la producción de hielo seco (dióxido de carbono sólido) y en extintores de incendios.

El dióxido de carbono también es de fundamental importancia para la conservación de tejidos, siendo aplicado en el transporte de órganos para trasplantes.