Saltar al contenido

Características de la Edad de los Metales

Características de la Edad de los Metales
5 (100%) 1 voto

La Edad de los Metales es la última fase de la Prehistoria desde el 5000 a.C. hasta la aparición de la escritura sumeria en el 4000 a.C. Recibe este nombre porque el metal era la materia prima más utilizada para la producción de herramientas y objetos. Algunos estudiosos consideran la Edad de los Metales como la fase final del Neolítico.

Resumen

A diferencia de períodos anteriores, el Paleolítico (Edad de la Piedra Tallada) y el Neolítico (Edad de la Piedra Pulida), el desarrollo de la metalurgia y la expansión de las técnicas de fundición en la Edad del Metal, supusieron un enorme logro tecnológico para la humanidad.

caracteristicas de la edad de los metales

Nótese que el uso de metales no reemplazó completamente a los instrumentos que estaban hechos de piedra y madera. Este proceso de transición ocurrió lentamente y de diferentes maneras en ciertos lugares.

Las primeras sociedades que comenzaron a desarrollar la metalurgia se localizaron en el Oriente, y a menudo se extraían de lugares distantes, lo que dificultaba la propagación total del metal en este período.

Clasificación

Dependiendo del uso del metal utilizado en este período, la edad de los metales se puede clasificar de tres maneras:

  • Edad de Cobre
  • Edad de Bronce
  • Edad de Hierro

Prehistoria

La prehistoria determina el inicio de la historia de la humanidad, clasificándose en tres grandes períodos:

  • Período Paleolítico o Edad de la Piedra Tallada: período que comienza hace aproximadamente 4,4 millones de años y se extiende hasta el año 8000 a.C.
  • Período Neolítico o Edad de la Piedra Pulida: período que se extiende desde el 8000 a.C. hasta el 5000 a.C. aproximadamente.
  • Edad de los Metales: período que se extiende desde el 5000 a.C., hasta la aparición de la escritura.

Características principales

La característica principal de este período fue, sin duda, el desarrollo de la metalurgia, que comienza a cambiar considerablemente la vida en sociedad, al fin y al cabo, con los metales los instrumentos tenían gran rigidez y vida útil, aunque la característica principal era que se los podía moldear, o se podían conseguir formas que antes con la piedra no se podía.

El cobre fue el primer metal fundido por las sociedades prehistóricas de la época. Por lo tanto, el bronce, más resistente que el cobre, se obtuvo mezclando cobre y otro metal, el estaño. El hierro, por otro lado, fue el último metal en ser fundido, ya que requería un manejo más complicado que los otros, sin embargo, hacían que los materiales producidos fueran más resistentes.

Los objetos producidos con metal pueden incluir instrumentos de cocina, objetos artísticos, armas, herramientas para la agricultura, entre otros.

El uso de metales por parte del hombre prehistórico fue fundamental para el desarrollo de la agricultura (producción de alimentos), que surgió en el Neolítico, ya que las herramientas producidas eran más eficaces y ayudaban en el trabajo tal como el arado.

En este sentido, las herramientas de caza y pesca también han evolucionado, facilitando así la vida del hombre prehistórico.

Esto ha permitido, por lo tanto, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y, en consecuencia, el desarrollo del comercio y el aumento de la población. Al final de la Edad del Metal, aparecen las primeras ciudades y se establecen nuevas relaciones sociales.