Saltar al contenido

Características de los Enlaces Metálicos

Características de los Enlaces Metálicos
2 (40%) 1 vote

Los enlaces metálicos son las uniones que se establecen entre los metales. Los átomos metálicos poseen baja electronegatividad, y gran tendencia a perder electrones de la última capa, transformándose en cationes.

En un sólido metálico, los átomos están agrupados geométricamente y ordenados por moléculas unitarias que se repiten a lo largo de la cadena, formando un retículo cristalino. Los electrones más externos de un átomo, por estar lejos del núcleo, se mueven libremente, formando una nube electrónica dentro del retículo.

El enlace metálico es el resultado de la interacción entre esos electrones libres y los cationes fijos, o sea, un aglomerado de cationes sumergidos en un mar de electrones.

caracteristicas-enlaces-metalicos

Características generales del proceso de enlaces metálicos

La unión o enlace entre átomos presentes en un elemento de carácter metálico ocurre por medio de la liberación de los electrones presentes en las capas más externas de los compuestos, y que a su vez, se caracteriza por la formación de los cationes y de las moléculas unitarias.

Los cationes, ahora, tendrán sus cargas estabilizadas gracias a los electrones que anteriormente fueron liberados y que ahora se envuelven en esa estructura como si fuese una verdadera nube electrónica. Esa nube es lo que caracteriza al enlace metálico, que logra mantener a los átomos siempre unidos.

Están dotados de un movimiento específico y por eso se los llaman electrones libres.

Características de los enlaces metálicos

Son no direccionales: atracción electroestática

Fuerza de unión metálica: depende de la carga de los cationes

Brillo metálico: interacción de los electrones del metal con las diversas longitudes de onda incidentes (casi todas las transiciones son permitidas)

Conducción de la energía eléctrica: los electrones son llevados a niveles energéticos más elevados que están disponibles (vacíos)

Conducción de energía térmica:

Electrones “desubicados” interactúan débilmente con los núcleos. En el calentamiento los electrones adquieren gran cantidad de energía cinética y se desplazan hacia las regiones más frías.

Disipación: disipación de esta energía a través del choque con otras partículas causando el calentamiento del retículo.

Vibración: la vibración de los cationes en sus posiciones dentro del retículo cristalino también contribuye, razón por la cual la conductividad eléctrica de los metales cae con el aumento de la temperatura.

Las uniones metálicas

Las uniones metálicas son materiales que están compuestos por propiedades de carácter metálico. Pero, por otro lado, esos enlaces cuentan también en su composición con algún otro elemento que no es ningún tipo de metal.

De esa forma, los enlaces metálicos son utilizados preferentemente a la hora de fabricar algunos objetos, ya que contienen algunas características únicas no encontradas en metales puros.

Un ejemplo sencillo está en los propios enlaces de oro que son producidas y vendidas en las joyerías. La principal característica que ocurre por medio de ese enlace es que el material se vuelve más duro, ya que el enlace de oro está compuesto por medio de un enlace entre la plata, el cobre y el propio oro.

Ejemplos de enlaces metálicos

Muchos de los enlaces metálicos se utilizan en la vida cotidiana. Uno muy común es el del bronce, formado por la combinación del estaño con el cobre (aleación). Ese material se usa principalmente en campanas y estatuas.

El acero común, a su vez, está formado tanto por carbono como también por hierro, lo que hace que ese material se vuelva mucho más resistente a las tracciones, siendo utilizado con frecuencia en productos como cocinas y heladeras, además de participar también en grandes construcciones, como los puentes.

Los enlaces metálicos de acero inoxidable también es uno de los más comunes. Está formado por medio de la unión del carbono, cromo, níquel y hierro. Y es por medio del enlace metálico entre estos que podemos fabricar una serie de utensilios para la cocina, como es el caso, por ejemplo, de los cubiertos y ollas. Además de eso, muchas piezas de auto están formadas a partir dicho material.