Saltar al contenido

Características de los Enlaces Químicos

Características de los Enlaces Químicos
3.4 (68.89%) 9 votes

Los enlaces químicos corresponden a la unión o interacción de dos átomos para la formación de las moléculas. En otras palabras, los enlaces químicos suceden cuando los átomos reaccionan entre sí.

En estas uniones o interacciones pueden ocurrir tres cosas:

  • Ganancia de electrones
  • Compartición de electrones
  • Deslocalización de electrones

Los enlaces químicos se establecen entre los electrones de la capa más externa de la electrosfera (capa de valencia).

Estos enlaces presentan dos características esenciales:

  • La fuerza de atracción eletrostática que existe entre las cargas eléctricas de signos opuestos.
  • La tendencia que los electrones tienen de formar pares.

Estos enlaces se clasifican en: enlace iónico, enlace covalente, enlace covalente dativo y enlace metálico.

Tipos de enlaces químicos

Enlace iónico

También llamado enlace electrovalente, este tipo de enlace se lleva a cabo entre iones (cationes y aniones), de ahí proviene el término “enlace iónico”.

Los iones son átomos que poseen carga eléctrica por adición o pérdida de uno o más electrones, por lo tanto un anión, de carga eléctrica negativa, se une con un catión de carga positiva formando un compuesto iónico por medio de la interacción electrostática existente entre ellos.

Ejemplo: Na+​Cl = NaCl (cloruro de sodio o sal de mesa)

Enlace Covalente

También llamado enlace molecular, los enlaces covalentes son uniones en donde ocurre la compartición de electrones para la formación de moléculas estables, según la Teoría del Octeto; diferentemente de los enlaces iónicos en la que hay pérdida o ganancia de electrones.

Además de eso, los pares electrónicos es el nombre dado a los electrones cedidos por cada uno de los núcleos, llevándose a cabo la compartición de los electrones de los enlaces covalentes.

Como ejemplo, se puede observar que la molécula de agua H2O: H – O – H, formada por dos átomos de hidrógeno y uno de óxigeno en donde cada raya corresponde a un par de electrones compartido formando una molécula neutra, no habiendo pérdida ni ganancia de electrones en este tipo de enlaces.

Enlace covalente dativo

También llamado enlace coordinado, el enlace covalente dativo es semejante al dativo, sin embargo esta ocurre cuando uno de los átomos presenta su octeto completo, o sea, ocho electrones en la última capa u órbita y el otro, para completar su estabilidad electrónica necesita adquirir dos electrones más.

Se lo representa con una flecha; un ejemplo de este tipo de enlace es el compuesto dióxido de azufre:

SO2: O = S ─▸ O      

Esto ocurre porque hay un doble enlace del azufre con uno de los oxígenos a fin de alcanzar su estabilidad electrónica y, además de eso, el azufre cede un par de sus electrones al otro oxígeno para que quede con ocho electrones en su última órbita de valencia.

Enlace metálico

Es el enlace que ocurre entre los metales, elementos considerados electropositivos y buenos conductores térmico y eléctrico. Algunos metales pierden electrones de su última órbita llamados “electrones libres” formando así los cationes.

A partir de eso, los electrones liberados en el enlace metálico forman una “nube electrónica”, también llamada “mar de electrones” que produce una fuerza haciendo que los átomos del metal permanezcan unidos. Ejemplos de metales: Oro (Au), Cobre (Cu), Plata (Ag), Hierro (Fe), Níquel (Ni), Aluminio (Al), Plomo (Pb), Cinc (Zn), entre otros.