Saltar al contenido

Características de la Escultura Romana

caracteristicas de la escultura romana

La escultura es una forma artística clásica en el mundo occidental. Elaborados para materializar imágenes de dioses o incluso para narrar hechos históricos y eternizar la memoria de los líderes políticos, desempeñaron un importante rol en el mantenimiento del poder imperial y la unificación de Roma.

Resumen

La escultura romana surgió de la griega (fase helenística) y de la etrusca, por lo que la historia de estas naciones y sus artes se encuentran en varios momentos.

La perfección y la armonía del arte griego de la época clásica fueron copiadas por los romanos y luego superadas buscando representaciones concretas de los temas.

De esta manera, se produjeron retratos realistas (de busto, de cuerpo entero o ecuestres) y esculturas que componen narraciones históricas en piedra, bronce y mármol.

El estilo propiamente romano se desarrolló a partir del ascenso político de Roma y la necesidad de representar su poder.

Por ello, la escultura y el arte romanos estaban vinculados a la política y a la propaganda, retratando a sus grandes personajes y acontecimientos históricos. En este contexto, las esculturas comenzaron a presentar características más realistas con un alto nivel de expresividad y rasgos populares.

Características

Las esculturas romanas presentaban las siguientes características:

  • Representación realista del cuerpo humano
  • Expresiones faciales naturalistas
  • Composición arquitectónica de edificios
  • Pintura con varios colores
  • Narración de hechos importantes de la historia de Roma
  • Tradición de las esculturas como retratos de personajes históricos

Esculturas romanas y esculturas griegas

Las esculturas griegas se caracterizaban por la armonía y la perfección de los cuerpos, en modelos desnudos idealizados, ya que eran las representaciones de los dioses, transmitiendo así imágenes de seres divinos y sagrados.

Las esculturas romanas, por su parte, rompieron con este ideal al representar a personas. Por eso, preferían imágenes más realistas, que reprodujeran las características del cuerpo humano, incluso sus deformidades, así como su vestimenta y expresiones sentimentales.