Saltar al contenido

Características de los Felinos

Características de los Felinos
4 (80%) 1 vote

Los felinos forman parte de la gran familia de mamíferos carnívoros, que va desde el gato doméstico hasta el león, el rey de la selva.

Características de los Felinos

Todos presentan garras largas y encorvadas y algunos de ellos poseen uñas retráctiles, o sea, cuando el animal las encoge, estas están envueltas por los pliegues de la piel.

Las patas delanteras tienen 5 dedos y las de atrás 4. Todos poseen un excelente olfato, audición aguda y la capacidad de vigilar muy bien durante la noche. Poseen más de 500 músculos y mantienen el control sobre todos.

Su espina es bastante flexible, lo que les permite subirse a los árboles con facilidad.

La alimentación se constituye básicamente de pequeños mamíferos, roedores y aves.

Habitan en todos los continentes, excepto en Antártida y en Oceanía.

Muchas especies se encuentran en diversos hábitats similares que abarcan algunos continentes, como por ejemplo, el leopardo, que puede ser encontrado en sabanas y en sabanas arbustivas de África e India y en regiones de grandes altitudes en el continente Asiático.

Los felinos son animales carnívoros y excelentes cazadores, cazando principalmente a la noche.

caracteristicas-de-los-felinos

 

Aproximadamente tres cuartos de las especies viven en bosques y generalmente son ágiles escaladores. Sin embargo, los felinos pueden encontrarse en prácticamente cualquier ambiente, por ejemplo algunas especies son nativas de regiones montañosas y desérticas.

Apariencia física

Los felinos tienen un cuerpo ágil y flexible, con miembros musculares. En la gran mayoría de las especies, la cola posee entre un tercio y la mitad de la longitud del cuerpo, aunque existen algunas excepciones, como por ejemplo: el lince y el maracayá o gato tigre. Los miembros son digitígrados con patas con almohadillas y garras retráctiles.

Varias especies de felinos varían mucho en su tamaño. Uno de los más pequeños es el gato de patas negras, midiendo de 35 a 40 centímetros de longitud, y el más grande es el tigre siberiano, que puede alcanzar hasta los 3.5 metros de longitud y pesar 300 kg.

La piel de los felinos posee muchas formas diferentes, siendo mucho más espesa en las especies que viven en ambientes fríos, como el leopardo de las nieves. El color de los felinos también es muy variable, aunque el color marrón dorado es más común en la mayoría de las especies, normalmente acompañada con manchas distintas, rayas, o rosetas. Los únicos felinos que no poseen manchas significativas son el león, el puma, el caracal y el gato moro (yaguarundí). Algunas especies presentan melanismo, en el cual algunos individuos tienen el pelaje totalmente negro.

La lengua de los felinos es áspera (cubierta de papilas córneas), que ayudan a retirar la carne de los huesos de sus presas.

Otras características de los Felinos

A diferencia de los grandes felinos, los pequeños felinos no rugen. Su aparato hioideo está formado por huesos muy unidos entre sí y con poca vibración produciendo sonidos débiles.

El rugido de un león puede oírse hasta 8 kilómetros de distancia.

El escalador más fuerte entre los grandes felinos es el leopardo, el cual puede llevar presas de hasta dos veces su peso arriba de un árbol.

Las rayas de un tigre son como huellas digitales, no existen dos animales con el mismo patrón de rayas.

Las piernas traseras del leopardo de las nieves (largas y musculosas), les permite saltar siete veces la longitud de su propio cuerpo en un único salto.