Saltar al contenido

Características de los Fenoles

Características de los Fenoles
4 (80%) 2 votes

Los fenoles son compuestos que poseen el grupo hidroxilo unido directamente a un carbono de un anillo aromático.

Características

Son compuestos orgánicos caracterizados por la presencia de un hidroxilo (OH) unido a un anillo aromático, como el que se encuentra a continuación:

características-fenoles

Estos son sólidos en condiciones ambientales, a excepción del m-cresol, que es líquido.

Son incoloros.

Prácticamente son insolubles en agua, pero son solubles en bases.

La principal propiedad de los fenoles es que la gran mayoría de esos compuestos posee propiedades antibacterianas y fungicidas.

Otra característica de estos compuestos es que muchos de ellos son tóxicos y corrosivos.

Poseen un carácter ácido débil.

Realizan reacciones de sustitución: Gracias al carácter ácido de los fenoles, la sustitución del grupo OH es mucho más fácil que en los alcoholes.

Tienen puntos de fusión y ebullición altos.

Forman enlaces puente de hidrógeno.

También reaccionan con bases fuertes, como el NaOH y el KOH, formando sal y agua como productos.

La fuente específica de los fenoles en la naturaleza es el alquitrán de hulla. La hulla es un tipo de carbón que posee alta concentración de carbono.

Clasificación

Dependiendo de la cantidad de hidroxilos unidos al anillo aromático, el fenol puede ser clasificado en:

  • Monofenol (1 OH)
  • Difenol (2 OH)
  • Trifenol (3 OH), etc.

Aplicaciones

Una de las aplicaciones principales de los fenoles es como antisépticos y germicidas. Eso ocurre porque logran coagular las proteínas de los organismos de las bacterias.

El bencenol fue muy utilizado en desinfecciones de hospitales, sin embrago, por poseer esa acción desinfectante, los fenoles son también tóxicos y cáusticos, por eso el bencenol dejó de ser usado como antiséptico.

Actualmente los cresoles son más usados en desinfectantes.

Muchos de los actuales antisépticos, fungicidas y desinfectantes son derivados del fenol: ortocresol, metacresol, paracresol y paraclorofenol. Esas sustancias pueden formar parte de la creolina, uno de los desinfectantes más usados en industrias y en recintos cerrados destinados a la crianza de animales de matadero.