Saltar al contenido

Características de los Fenómenos Sociales

Características de los Fenómenos Sociales

La expresión fenómenos sociales designa a los fenómenos que derivan de la vida social y del comportamiento humano en sociedad, tales como:

Los fenómenos sociales son un conjunto de fenómenos que forman parte del comportamiento humano y de la vida social dentro de una sociedad.

Ejemplos de fenómenos sociales

Fenómenos demográficos: inmigración y emigración, crecimiento poblacional, distribución de la población por grupos de edad, etc.

Fenómenos sociológicos: dieta alimenticia, tendencias de moda, etc.

Fenómenos económicos: crecimiento económico, empleo y desempleo, producción de riquezas y la distribución de la misma, inflación, consumo de servicios y bienes, etc.

Fenómenos históricos: Primera y Segunda Guerra Mundial, Revolución Industrial, Revolución Francesa, la Guerra Fría, la caída del muro de Berlín, atentado a las Torres Gemelas, etc.

Fenómenos políticos: declaración de guerra entre dos países, discurso político ante una multitud, establecimiento de una monarquía hereditaria, constitución de un Congreso Legislativo, la Democracia, etc.

Todos estos fenómenos forman parte de los estudios de las Ciencias Sociales y Económicas, las cuales los analizan y estudian con diferentes objetivos y desde diferentes puntos de vista y perspectivas.

Características generales

Una característica de los fenómenos sociales es el hecho de que estos son generalmente el resultado del intercambio entre varias disciplinas que mantienen entre sí múltiples relaciones de interdependencia.

Para comprender los fenómenos sociales es imprescindible una complementariedad de perspectivas, pues sólo así será posible entender y explicar dichos fenómenos sociales en su globalidad y complejidad.

Ocurren frecuentemente en ciertos períodos de la historia. Un ejemplo de nuestra vida diaria es la moda.

Los fenómenos pueden ser tanto de efectos positivos como negativos. En caso de ser negativo, se le llama problema social.

Características

Condicionantes espacio y tiempo (Relatividad)

Cualquier fenómeno social se encuentra en un determinado espacio y tiempo, o sea, es relativo. Los fenómenos humanos no pueden ser impuestos a cualquiera, no pueden ser explicados por propiedades universales, y solo pueden ser analizados en las coordenadas de tiempo y de lugar y en los contextos históricos en los que forman parte.

Exterioridad

El fenómeno social es algo exterior a los individuos, los sobrepasa (somos influenciados por ellos y no por nosotros).

La exterioridad de los fenómenos sociales se manifiesta porque en nuestro nacimiento la sociedad ya está constituida.

El sistema organizativo familiar y de la sociedad va a condicionar nuestro ser. Esta situación es anterior a nosotros, nos es exterior.

Coherencia e imperatividad

Los fenómenos nos son impuestos.

Todo nuestro comportamiento, los papeles sociales que desempeñamos, nuestros hábitos, etc., obedecen a un normativo social que nos es impuesto. En el caso de que no lo cumplamos, quedamos sujetos a sanciones más o menos pesadas.

Este carácter coercitivo del fenómeno social deriva de estar inserto en un juego de expectativas entre los elementos de un grupo social.

Relacionalidad

El fenómeno social es relacional. Es una acción cuyo sentido se refiere a la conducta de otro, orientándose por ella a lo largo de su desarrollo.

Previsibilidad (relativa)

Si los fenómenos sociales son exteriores a los individuos y les son impuestos, podemos prever los comportamientos de cada miembro de la sociedad.

Esta previsibilidad es relativa, ya que no sólo los fenómenos se determinan por diferentes tipos de códigos, ellos mismos no solo son susceptibles de cambio, sino que también existen limitaciones en el conocimiento social. Por eso caracterizamos a los fenómenos sociales como una previsibilidad relativa.

Totalidad

Los fenómenos sociales son indivisibles. Nada de lo que pasa en la sociedad puede ser analizado íntegramente, a no ser en su totalidad. Son totales.

Características (resumen)

Podemos concluir, que las características de los fenómenos sociales son 6:

  • Totalidad: Son indivisibles.
  • Exterioridad: Existen fuera de las conciencias individuales.
  • Cohercitividad: Están dotados de un poder imperativo y coercitivo.
  • Relacionalidad: Están insertados en un juego de expectativas de un grupo social.
  • Relatividad: Se refiere a un espacio concreto y a un tiempo específico.
  • Previsibilidad (relativa): Están situados en una gama de previsiones condicionadas por nuevos conocimientos o utilización de códigos diferentes.