Saltar al contenido

Características del Jabón de Glicerina

Características del Jabón de Glicerina

Los jabones de glicerina son jabones que contienen glicerina, un componente de la grasa o el aceite. Son diferentes a otros jabones porque son translúcidos. La claridad se debe a la alineación de las moléculas del jabón, que pueden ser inducidas mediante la adición de alcohol y azúcar. Esto se hace generalmente para los jabones de glicerina hechos en casa que no se pueden volver a fundir.

El proceso de fabricación de jabones de glicerina era bien conocido en el mundo occidental desde 1857. En la fabricación industrial moderna de jabón, la glicerina suele separarse del jabón para ser revendida y utilizada en una amplia variedad de áreas tales como productos de cuidado personal, productos farmacéuticos, productos químicos intermedios y procesamiento de alimentos.

caracteristicas del jabon de glicerina

Características

El jabón de glicerina es un jabón neutro, o sea, presenta un pH similar al de la piel humana.

Las materias primas utilizadas para su elaboración son los aceites de coco, el sebo y el ricinio.

Se diferencia de otros tipos de jabones industriales, que por lo general usan grasas animales y vegetales (en menor proporción).

Tiene un efecto revitalizador, promueve el mantenimiento de la piel, es nutritivo y también tiene una acción antioxidante.

Si al jabón de glicerina se lo deja expuesto al aire, este atrae la humedad y desprende gotas de agua del medio ambiente.

Capta el agua que sería eliminada del organismo por medio de la piel y la mantienen en la superficie epitelial: es un excelente recurso hidratante y nutritivo para el organismo.

La glicerina es un hidratante, pero no hidrata solo la piel sino que también la deja suave.

Combate los efectos de enfermedades de la piel tales como la psoriasis, también se lo incluye en muchos productos anti envejecimiento para reducir las arrugas.

Contiene pocas toxinas, naturalmente no causa reacciones alérgicas. Esto lo convierte en un gran ingrediente muy utilizado por personas con piel sensible o grasosa.

Producción

El jabón de glicerina se hace derritiendo y calentando continuamente el jabón que ha sido parcialmente disuelto en una solución de alcohol de alto porcentaje hasta que la mezcla alcanza una consistencia clara y gelatinosa.

El alcohol se agrega a un jabón procesado en caliente de cocción lenta y luego se hierve a fuego lento con una solución azucarada hasta que el jabón se vuelva transparente o traslúcido, y luego el jabón hervido se enfría en un congelador.

Con jabones caseros y hechos a mano que aún contienen glicerina sobrante de la saponificación, el rallado, el derretimiento y la cocción pueden llevarse a cabo sin añadirle nada a la mezcla, aunque a veces se le añade azúcar o más glicerina. El jabón de glicerina también se puede producir sin necesidad de volver a fundir el jabón a través de la cocción directa de jabón casero crudo.

Las modernas bases de jabones de glicerina transparente se producen combinando varios gliceroles y polioles con jabón y otros surfactantes de una manera similar a los métodos tradicionales de fabricación de jabón de glicerina. Estos modernos jabones transparentes tienen la ventaja de ser fácilmente refundibles y a menudo se los vende a los clientes para la elaboración de jabones fundidos y diluidos.

Beneficios

La glicerina es importante por su alto poder de hidratación.

La glicerina tiene el poder de absorber la humedad del aire haciendo de esta característica muy apropiada para el cabello y la piel, manteniendo siempre húmedos.

El hecho de prácticamente no irritar ningún tipo de piel, hace que el jabón de glicerina sea una gran opción para quienes tienen problemas de piel, como alergias.

La glicerina actúa como hidratante para la piel, es decir deja la piel mucho más blanda, siendo ideal pasarse al afeitarse.

El jabón de glicerina es muy recomendable para los que tienen piel grasosa.

Es ideal para usar en el baño de los niños, pues limpia, suaviza, trata, y no causa ningún tipo de irritación en la piel.