Saltar al contenido

Características de los Jugadores de Fútbol

Características de los Jugadores de Fútbol

Un jugador de fútbol es cada uno de los integrantes que conforman un equipo de fútbol y cada uno de ellos desempeña una función específica dentro del campo.

Características

Características físicas

Las características físicas son las que más influyen hoy en la diferencia entre un simple jugador o un crack. El fútbol está físicamente caracterizado como un deporte de alta intensidad y con perfil intermitente, que implica caminatas, trotes y carreras, además de saltos y pases rápidos. Por eso, velocidad, potencia y, principalmente, aceleración son características importantes de un jugador de fútbol.

La potencia del jugador de fútbol es una calidad compleja, formada por diferentes capacidades psicofísicas. Las velocidades de percepción, anticipación, decisión y reacción, además de la evaluación sensorial, que es la visión dinámica, como la visión periférica, son factores importantes.

Características de los jugadores

Para ejercer ciertas funciones conforme a las exigencias de un partido de fútbol, los jugadores necesitan tener algunas características intrínsecas y únicas que son imprescindibles y son esenciales para el funcionamiento armónico del juego y de sus estructuras.

Ante todo, en cada posición existen características únicas de los miembros integrantes del juego, en todas las posiciones; porteros, defensores, defensores laterales, mediocampistas defensivos, mediocampistas ofensivos, punteros y centropuntas poseen sus peculiaridades para actuar en detrimento de lo que se espera.

En vista de esta perspectiva, vamos a empezar a describir ciertos aspectos fundamentales en cada posición organizacional del sistema complejo, juego, iniciando por el portero y posteriormente pasando por todos los integrantes hasta llegar al centropunta y sus cualidades para desempeñar su trabajo.

Porteros: deben ser óptimos en la constitución corta y larga del balón, participativo en la circulación de la posesión del balón para ayudar al equipo en momentos de difícil mantenimiento, anticipación, eximio en los lanzamientos con los pies y manos, en el transcurso del juego deben ser muy fuertes y tener gran dominio en el 1×1, obtener cierto control en los remates, cruces y pases en profundidad ejecutados por el adversario, ser bueno en las defensas altas, bajas y, tener una buena empuñadura y salidas excelentes de la zona de gol.

Defensores: Deben ser ágiles y buenos en el 1×1 defensivo, iniciar una óptima circulación de la posesión del balón, ser responsables de la construcción del juego, deben obtener una mentalidad defensiva con inteligencia y, al mismo tiempo, ser disciplinado y responsable en sus acciones.

Defensores laterales: Estos deben proporcionar amplitud en el campo de juego, defender en los espacios laterales, realizar adelantos en profundidad para convertirse en un elemento sorpresa en el ataque, realizar ciertas infiltraciones en los espacios vacíos, ejecutar pases, deben ser veloces en los duelos 1×1 ofensivos y defensivos y mantener la línea defensiva bien compuesta y organizada estructuralmente.

Mediocampistas defensivos: Son responsables de la ecualización del juego vertical y horizontal, proporcionan equilibrio al equipo, siempre deben evitar el pase lateral de fácil intercesión del adversario, evitar el juego entrelazado del adversario, ejecutar coberturas defensivas, ser un buen jugador en el juego aéreo, su actitud debe ser siempre la de pensar y ejecutar, son jugadores que deben tener una gran confianza en sí mismos y liderazgo dentro del equipo.

Mediocampistas ofensivos: Responsables de cerrar los espacios centrales, siempre deben querer el balón, dictan el ritmo y la progresión del juego, deben ser buenos en los remates de finalización de larga distancia, deben buscar el juego entrelazado, actuando en determinadas situaciones como un segundo atacante, realizando infiltraciones en la defensa adversaria para una posible jugada 2×1 con el centropunta, apoyar, cooperar y sostener al equipo ofensivamente y defensivamente es una de sus funciones esenciales.

Puntas: Le proporcionan amplitud al equipo, su función es la de cerrar los espacios laterales contribuyendo con las defensas laterales, son jugadores habilidosos y deben llevar a cabo el 1×1 ofensivo siempre que sea necesario, finalizar en profundidad ejecutando el juego interior, dictar cambios de ritmo aprovechando su capacidad de jugar a distintas velocidades, debe ejecutar triangulaciones con las mediocampistas ofensivos y con el centropunta objetivando el gol.

Centropuntas: Dan profundidad al equipo, posee cualidades como el dominio, protección del balón y son buenos en el juego aéreo también, causar desequilibrios en la defensa adversaria es una de sus funciones primordiales, deben colocarse cerca del portero para recibir los balones, en la marcación ayuda a cerrar los espacios centrales, es un jugador con una mentalidad atacante, pero, con inteligencia, concentración, frialdad y confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *