Saltar al contenido

Características de la LLuvia Ácida

Características de la LLuvia Ácida
3.7 (73.33%) 3 votos

La lluvia ácida es la precipitación con la presencia de ácido sulfúrico, ácido nítrico y nitroso, resultantes de reacciones químicas que ocurren en la atmósfera.

Todas las lluvias son ácidas, incluso en ambientes sin contaminación. Sin embargo, las lluvias se convierten en un problema ambiental cuando su pH es inferior a 4,5.
Esto se debe a la gran cantidad de productos de la quema de combustibles fósiles liberados a la atmósfera, como consecuencia de las actividades humanas.

Características

¿Cómo se forma la lluvia ácida?

El dióxido de carbono (CO2) existente en la atmósfera ya hace que la lluvia sea levemente ácida, incluso en condiciones naturales. El pH natural del agua es 7 y cuando está en equilibrio con el CO2 atmosférico es 5,6, es decir, poco ácido.

Los óxidos de azufre (SO2 y SO3) y de nitrógeno (N2O, NO y NO2) son los principales componentes de la lluvia ácida. Estos compuestos se liberan a la atmósfera a través de la quema de combustibles fósiles. Al reaccionar con las gotas de agua de la atmósfera, forman el ácido sulfúrico (H2SO4) y el ácido nítrico (HNO3). Juntos, estos dos ácidos provocan el aumento de la acidez del agua de lluvia.

caracteristicas de la lluvia acida

Reacciones químicas de formación de estos ácidos:

1. Formación del ácido sulfúrico:

S + O2 → SO2

SO2 + OH → HOSO2

HOSO2 + O2 → H2O + SO 3

SO3(g) + H2O(l) → H2SO4(l)

2. Formación del ácido nítrico:

O2 + N2 → 2 NO

O2 + 2NO → 2 NO2

3 NO2 + H2O → 2 HNO3 + NO

En presencia de estos ácidos, el pH del agua de lluvia puede llegar de 4 a 2, valores extremadamente ácidos.

Causas

Las actividades humanas son las principales causas responsables de este fenómeno de la lluvia ácida. Como hemos visto, la liberación de gases como consecuencia del uso de combustibles fósiles es la principal causa de la formación de lluvias ácidas.

Por lo tanto, se debe al uso de combustibles fósiles en el transporte, en las termoeléctricas, en las industrias y otras formas de combustión. Estas también pueden formarse por causas naturales, como en la liberación de gases durante la erupción de un volcán.

Consecuencias

Los países industrializados son los más afectados por la lluvia ácida. Sin embargo, los contaminantes pueden ser llevados por las corrientes de aire a lugares distantes.

Esto ocurrió en los lagos de Escandinavia, que se volvieron ácidos por las lluvias como consecuencia de las actividades industriales de Alemania, Francia y Reino Unido.

Para la naturaleza, las consecuencias de la lluvia ácida son la destrucción de la cobertura vegetal, la acidificación de los suelos y las aguas de ríos y lagos.

Un ejemplo de la consecuencia de la lluvia ácida se observó en Brasil. El municipio costero de Cubatão, en São Paulo, presenta gran concentración de industrias y la lluvia ácida destruyó la vegetación de la ladera de la sierra del Mar, exponiendo el suelo a la erosión.

Cuando la acidificación alcanza el suelo y las aguas de ríos y lagos, los seres vivos que habitan esos lugares se ven afectados. El agua y el suelo se vuelven inapropiados para albergar algunos organismos, condenándolos a la muerte.
La lluvia ácida también puede causar la corrosión de mármoles y calcáreos y la oxidación de metales en monumentos históricos, como edificios y estatuas.