Saltar al contenido

Características del Mercantilismo

caracteristicas del mercantilismo

El mercantilismo fue un tipo de plan económico que surgió en Europa alrededor del siglo XVI. En esta misma época, a finales de la Edad Media, impregnada de una serie de crisis, comenzó a surgir el absolutismo, periodo en el que los reyes volvieron a concentrar el poder en su propia persona.

Características

  1. Incentivos para la fabricación: para que la producción aumentara y se vendiera a cambio de metales preciosos, la monarquía tuvo que ofrecer incentivos fiscales.
  2. Proteccionismo aduanero: la mayoría de los países cobraban altos impuestos para importar productos, mientras que cobraban bajos impuestos, o incluso ninguno, para vender sus productos a otros países.
  3. Mantener una balanza comercial favorable: una balanza comercial favorable significa tener un mayor número de exportaciones que de importaciones.
  4. Explotación monopólica de los productos de las colonias: sólo los países colonizadores podían comerciar con sus colonias, tanto para la importación como para la exportación. Ejemplo: sólo Portugal podía vender productos a Brasil y Brasil sólo podía comprar productos portugueses.

Objetivos del mercantilismo

  • Consolidación de los estados nacionales europeos: consolidar los estados nacionales como potencias, en función de su desarrollo económico.
  • Aumentar la reserva de metales preciosos: en aquella época, la reserva de metales preciosos era esencial para consolidar las economías de los estados nacionales.
  • Expansión del mercado de productos europeos: con la llegada de los europeos a América y a partes de Asia y África, surgieron nuevos mercados para la venta de manufacturas europeas.

Tipos de mercantilismo

A pesar de tener características similares, el mercantilismo se desarrolló de forma diferente en los países europeos.

España

Bajo el mercantilismo español, la necesidad de obtener metales preciosos comenzó a ser suplida por las colonias de América.

Debido a su condición de pioneros, esto hizo que los demás estados nacionales tuvieran que comprar oro y plata a sus comerciantes.

A pesar de ello, el gobierno seguía cobrando impuestos a los comerciantes y gravando las exportaciones.

Inglaterra

En el mercantilismo inglés existía la protección de la moneda y de las reservas de metales preciosos, la protección de la producción, el fomento y la estimulación del comercio y la marina nacional.

Se crearon varias políticas para proteger la agricultura, como por ejemplo: reducir al máximo la importación de alimentos y exportar sólo según una determinada cantidad mínima producida, mientras se atiende el mercado interno.

Hubo una fuerte oposición a la libre circulación de barcos extranjeros en los puertos ingleses. Sólo podían atracar los barcos de la armada inglesa, o los que tenían el mismo origen que los productos que exportaban a Inglaterra.

Francia

En Francia, el gran responsable de la organización del mercantilismo fue el ministro Colbert.

Creía que la reserva de plata de un gobierno hacía a una nación fuerte y poderosa.

Para aumentar la reserva de plata era necesario incrementar la productividad de las manufacturas, cambiando así las mercancías por el pago en metales preciosos.

Para él era necesario facilitar la venta de productos franceses en el extranjero bajando los impuestos de salida de estos productos.

Colbert reforzó la industria manufacturera, pero se olvidó de prestar atención a la agricultura, descuidando este campo de inversión.