Saltar al contenido

Características de los Mitos

Características de los Mitos

Los mitos son narrativas utilizadas por los pueblos antiguos para explicar hechos de la realidad y fenómenos de la naturaleza que no eran comprendidos por ellos. Los mitos utilizan mucha simbología, personajes sobrenaturales, dioses y héroes.

Todos estos componentes se mezclan con hechos reales, características humanas y personas que realmente existieron. Uno de los objetivos del mito es transmitir conocimiento y explicar hechos que la ciencia aún no había explicado.

Características de un mito

  • Tiene carácter explicativo o simbólico.
  • Se relaciona con una fecha, acontecimiento o una religión.
  • Busca explicar los orígenes del mundo y del hombre por medio de personajes sobrenaturales como dioses o semidioses.
  • A diferencia de la explicación filosófica, que se basa en la argumentación lógica para explicar la realidad, el mito explica la realidad a través de sus historias sagradas, que no poseen ningún tipo de base para ser aceptadas como verdades.
  • Algunos acontecimientos históricos pueden convertirse en mitos, siempre y cuando las personas de determinada cultura agreguen una simbología que haga que el hecho sea relevante para sus vidas.
  • Todas las culturas poseen sus mitos. Algunos temas, como la creación del mundo, son bases para varios mitos diferentes.
  • Mito no es lo mismo que fábula, cuento de hadas o leyenda.

caracteristicas de los mitos

Tipos de mitos

Mitos cosmogónicos

Entre las grandes interrogantes que el hombre todavía no es capaz de responder, a pesar de todo el conocimiento experimental y analítico, es el origen de la humanidad y del mundo que habita.

Es como respuesta a esa interrogación donde surgen los mitos cosmogónicos. Las explicaciones ofrecidas por estos mitos pueden reducirse a unos pocos modelos, elaborados por diferentes pueblos.

Es común encontrar en las varias mitologías la figura de un creador que, por acto propio y autónomo, estableció o fundó el mundo en su forma actual.

Los mitos de este tipo suelen mencionar una materia ya existente a toda la creación: el océano, el caos o la tierra. La creación a partir de la nada, únicamente por la palabra de Dios, aparece claramente en el libro bíblico del Génesis.

Mitos escatológicos

Junto a la preocupación por el enigma del origen, está la muerte individual, el temor de la extinción de toda la humanidad e incluso de la desaparición del universo entero.

Para la mitología, la muerte no aparece como un hecho natural, sino como elemento extraño a la creación original, algo que necesita una justificación, con una solución en otro plano de la realidad.

Algunas explicaciones predominan en las diversas mitologías. Hay mitos que hablan de un primer período en que la muerte no existía y cuentan cómo ella sobrevino como consecuencia de un error, de un castigo o para evitar la superpoblación.

Otros mitos, generalmente presentes en tradiciones culturales más elaboradas, hacen referencia a la condición original del hombre como ser inmortal y habitante de un paraíso terrenal, y presentan la pérdida de esa condición y la expulsión del paraíso como una tragedia específicamente humana.

Naturaleza del mito

Uno de los libros mitológicos más conocidos es la “Ilíada“, de Homero, que cuenta sobre la Guerra de Troya. Ningún lector, hoy en día, acepta la obra de Homero como un relato histórico. Sin embargo, no hay casi ninguna duda de que, en algún tiempo, muchos siglos antes de Homero, realmente hubo una guerra entre ciudades estado griegas y habitantes del noroeste de Asia Menor.

Otro de los grandes mitos de los pueblos antiguos es el Diluvio. La versión más conocida es el relato, encontrado en el Génesis (el primer libro de la Biblia), de Noé y su arca.

Ningún científico hoy admitiría que una inundación pudiera haber cubierto toda la tierra, con el agua alcanzando las montañas más altas.

Es probable que una extraordinaria inundación se haya convertido en un tema para la futura creación de un mito. Tal vez, las ocurrencias de muchas inundaciones fueron agrupadas para, juntas, convertirse en una sola historia.