Saltar al contenido

Características de una Novela Policial

caracteristicas de una novela policial

La novela policial comenzó en 1841 con la publicación del relato «Los crímenes de la calle Morgue» del escritor Edgar Allan Poe. Desde entonces, muchos autores y guionistas se han dedicado a las novelas policiales.

Estructura

La estructura narrativa gira en torno a un crimen y su investigación, generalmente a cargo de un detective y al final, una sorprendente revelación.

La estructura de la narración está impregnada de elementos peculiares, como la presencia de un crimen, la investigación, que suele llevar a cabo un detective, y la sorprendente revelación de su autor, un criminal por encima de toda sospecha.

Principales características

  • El héroe de la novela, el detective, siempre gana
  • No hay intriga amorosa
  • Debe tener un crimen con muerte
  • El culpable suele ser un personaje común
  • La solución del misterio debe ser evidente desde el principio, para que una relectura de la obra pueda mostrar al lector lo poco atento que estaba
  • Las pistas deben estar todas presentes en el libro, para sorprender al lector cuando se revele la identidad secreta del asesino

Es interesante constatar que la evolución de la novela policial permite que no sólo el género masculino figure como protagonista de la trama de investigación, como ocurre normalmente en su origen. El género femenino comienza a ejercer la función de protagonista.

¿Cómo citar?

Bilski E. (S.F.). Características de una Novela Policial. Disponible en: https://www.caracteristicass.de/novela-policial/