Saltar al contenido

Características de los Satélites

Características de los Satélites
4 (80%) 47 votes

Satélites Naturales

Los satélites naturales, conocidos también como lunas, son cuerpos celestes sólidos que orbitan alrededor de los planetas. Hay lunas de todos los tamaños y formas.

La explicación de los científicos para la gran cantidad de satélites naturales de estos planetas está en sus campos gravitacionales, que son lo suficientemente intensos para atraer y capturar a otros objetos.

Datos curiosos sobre los Satélites Naturales

146 lunas orbitan alrededor de nuestro Sistema Solar.

Otras 27 están esperando la confirmación (estas orbitan planetas enanos y asteroides).

De tal modo, en el sistema solar los planetas que presentan más cantidad de lunas son Júpiter que posee 67, Saturno con 62, Urano con 27 y Neptuno con 14. A su vez, Mercurio y Venus no presentan satélites naturales; sin embargo, el Planeta Tierra posee 1 y Marte 2 lunas.

El planeta con el mayor número de satélites naturales del Sistema Solar es Saturno, con 53 conocidos y otros nueve esperando confirmación oficial.

Formación de los Satélites Naturales

El aparecimiento o formación de los satélites naturales, lunas o planetas secundarios ocurre de tres maneras: por procesos catastróficos, por captura o por formación simultánea. En el primer proceso, la luna se forma a través de un fuerte impacto que involucra dos o más cuerpos planetarios. Un ejemplo de satélite natural formado de esta manera es la Luna (satélite de la Tierra).

Generalmente, el surgimiento de los satélites naturales ocurre a través del proceso de captura por satélites más pequeños que poseen órbitas más irregulares. La formación de estas lunas ocurre cuando hay un desvío del satélite de su órbita de inicio, causada por el efecto de los campos gravitacionales de los planetas. Así, estos planetas secundarios se desplazan hacia órbitas con menor estabilidad de los planetas en cuestión.

Cuando ocurre la formación simultánea, la luna se genera al mismo tiempo que el planeta que será orbitado. Esta fase de formación fue denominada como “acreción”, en la cual el satélite se encuentra desde el comienzo orbitando alrededor del planeta principal. Con respecto a la formación de satélites con grandes dimensiones, este es el proceso de surgimiento más importante.

Satélites Artificiales

Los Satélites Artificiales son equipamientos creados por el hombre con la intención de explorar el Universo. Son cuerpos lanzados al espacio por medio de cohetes sin tripulación que orbitan alrededor de los planetas, otros satélites o el Sol, siendo utilizados para la profundización de los estudios acerca del sistema solar. Generalmente estos pueden observarse a simple vista desde la Tierra.

caracteristicas de los satelites

La historia de los satélites artificiales comienza en el siglo XX con el lanzamiento del primer vehículo espacial construido por el hombre, en el periodo que se conoció como “Carrera Espacial”, durante la época de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

El 4 de octubre de 1957 fue lanzado por los soviéticos el primer satélite artificial de la Tierra: el Sputnik I, y el 3 de noviembre del mismo año se lanzó el Sputnik II. Meses después, el 31 de enero de 1958, Estados Unidos lanza su primer satélite: el Explorer 1.

Actualmente los satélites artificiales desempeñan importantes funciones. Estas funciones se desarrollan a través de sistemas tecnológicos de punta y utilizados para diversos fines, los cuales colaboran con el avance científico de diversas áreas del conocimiento y en consecuencia para el desarrollo de la sociedad.

Aproximadamente 3000 satélites artificiales está en funcionamiento en todo el planeta Tierra, permitiendo enviar señales del espacio para la profundización de los estudios en los sistemas de comunicaciones, navegaciones, geológicos, climáticos, militares, entre otros.

Estas máquinas poseen una vida útil de alrededor de 10 años. Eso ha sido un problema ya que genera un tipo de contaminación desencadenada por el exceso de basura espacial conocida como contaminación espacial.

Tipos de Satélites Artificiales

De acuerdo con la función que realizará en el espacio, los satélites artificiales se clasifican en:

Exploración: estos satélites se utilizan para hacer investigaciones sobre el Universo y el Sistema Solar. Este trabajo se realiza por medio de telescopios, instrumentos de observación astronómica, siendo el telescopio espacial Hubble el más conocido.

Observación: usados para la creación de mapas y observaciones del medio ambiente terrestre, estos monitorean sobre todo el planeta Tierra, por ejemplo, los de la serie Landsat.

Comunicación: usados para los medios de comunicación y telecomunicaciones enviando las señales de televisión, radio, telefonía e internet, como por ejemplo los satélites de la serie Azimuth.

Navegación: utilizado por diversas embarcaciones, sustituyendo la brújula, por ejemplo los de la serie Inmarsat (Satélite Marítimo Internacional). Nótese que el sistema de posicionamiento global, conocido como GPS utiliza los satélites artificiales.

Meteorología: usados para monitorear el tiempo y el clima en el planeta Tierra, por ejemplo los de la serie Meteosat.

Militar: utilizado para estrategias militares, o sea, para observar otros territorios, siendo denominados también como “satélites espías”, por ejemplo el Programa de Soporte de Defensa (DSP).

Sondas Espaciales

También utilizadas para la exploración del Universo, las sondas espaciales representan una especie de satélites artificiales, es decir, son naves espaciales no tripuladas, sin embargo, son lanzadas hacia el exterior del campo gravitacional de la Tierra.

Las sondas espaciales son enviadas con equipamientos y cámaras para observar otros planetas, satélites, cometas. Están también las sondas que son enviadas para interceptar los meteoros que posiblemente alcanzarían al planeta Tierra.

Satélites Estacionarios

Los Satélites Estacionario o Geoestacionarios son aquellos que permanecen sobre un mismo lugar de la Tierra, o sea, están fijos.

De esta manera, las órbitas geoestacionarias son circulares y están contenidas en el plano ecuatorial, las cuales acompañan el movimiento de rotación de la Tierra, apuntando así al mismo lugar.

Por ese motivo, los satélites geoestacionarios son muy utilizados para observaciones espaciales y en el campo de envío de señales para el sistema de comunicaciones.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *