Saltar al contenido

Características del Suelo Arcilloso

caracteristicas del suelo arcilloso
Características del Suelo Arcilloso
3.2 (63.33%) 6 voto[s]

El suelo arcilloso, llamado «suelo pesado», es un suelo húmedo y blando compuesto por más de un 30% de arcilla, aluminio y hierro.

Después de la lluvia, los suelos arcillosos, que absorben mucha agua, se inundan. Por otro lado, en la estación seca, este tipo de suelo tiende a formar una capa dura y poco aireada del terreno, lo que dificulta el desarrollo de la vegetación.

Características

  • El suelo arcilloso es menos permeable y, por lo tanto, tiene una mayor capacidad para almacenar agua.
  • Concentra cantidades significativas de óxidos de hierro y aluminio en su composición.
  • Son fértiles y de buena calidad para la práctica de la agricultura.
  • Tiene una consistencia fina.
  • Está formado por partículas muy pequeñas. Por lo tanto, se vuelve muy compacto cuando se lo hidrata.
  • La tierra de este tipo de suelo es muy utilizado para la fabricación de cerámica.
  • Presenta granos pequeños y compactos (microporos)
  • Alta impermeabilidad
  • Alta concentración de nutrientes
  • Baja acidez
  • Apto para el cultivo y la actividad agrícola
  • Más resistente a la erosión

¿Para qué sirve el suelo arcilloso?

Cerámica

Ya sea en cerámica artística, industrial o tradicional, todo lo que un profesional necesita es sólo la capacidad de trabajar con la cantidad adecuada de agua y con la ayuda de un horno con temperaturas en torno a los 600°C.

Los hallazgos arqueológicos muestran que este arte ya se hacía en el período conocido como el Neolítico (alrededor de los 8.000 años a.C.), y ha llegado hasta nuestros días con la capacidad de producir desde pisos y baldosas, hasta ollas, jarrones, sartenes y bellas obras de arte.

Ladrillos

Según los expertos en arqueología, el uso del ladrillo en la construcción tiene ya 5.000 años de antigüedad. Estas conclusiones se basaron en los restos de objetos encontrados en sitios arqueológicos de Asia Menor, Egipto, Palestina, China, Turquía, entre otras regiones del planeta.

Ya en esa época, el suelo arcilloso se recogía de las orillas de ríos, bosques inundados u otros humedales que pudieran proporcionar este material.

Los siguientes pasos son la limpieza del producto recogido (para eliminar restos de paja, fibras, piedras, grava, etc.), el amasado (aglutinación) de la arcilla, el modelado y el secado al sol (durante al menos 2 días), para terminar con la cocción del material en un horno de leña (durante el mismo período de tiempo).

Los ladrillos se han utilizado para construcciones de casas, edificios, muros, paredes, tabiques y un sin fin de otras aplicaciones.

Adobes

Para poder tener la dimensión real de lo que es un suelo arcilloso, basta recordar que los adobes (especies de bloques de arcilla hechos especialmente para la albañilería) fueron los «abuelos» de los ladrillos que conocemos hoy en día.

Las investigaciones científicas demuestran que hace al menos 6.000 años ya se utilizaban como cimientos para templos religiosos, catacumbas, tumbas de faraones, residencias privadas, entre otras construcciones donde se podían aprovechar su incomparable resistencia e impermeabilidad.

Tejas

Las tejas de arcilla son consideradas una de las mejores formas de conferirle un aspecto artístico a un edificio.

Debido a que son resistentes, impermeables, duraderos, absorben poco los rayos del sol, e incluso le proporcionan al edificio una belleza rústica sin igual, han sido empleadas por las sociedades más diversas, en prácticamente todos los tiempos.

Las tejas sirven para cubrir y proteger los techos, además de canalizar y recibir el agua de lluvia, granizo y nieve.

La técnica es prácticamente la misma que se utiliza en la fabricación de ladrillos: un profesional debe saber cómo realizar la mezcla correcta entre el suelo arcilloso, el agua y otros materiales. El producto debe ser modelado en moldes, expuesto al sol y cocido en un horno de leña durante unas horas.

Tipos de suelos arcillosos

Al hablar del manejo de suelos arcillosos, es importante tener en cuenta que existen diferentes tipos de arcilla.

Las arcillas pueden ser de los tipos 1:1 y 2:1, que presentan una serie de propiedades completamente diferentes, que influyen en la aptitud agrícola y en el manejo adoptado en suelos arcillosos.

Las arcillas 1:1 son las más comunes, encontrándose en suelos arcillosos más erosionados como el Latosol y Nitosol. Los principales minerales arcillosos 1:1 son la caolinita, la gibbsita, la goethita y la hematita.

Estas arcillas son llamadas así porque están compuestas de minerales arcillosos estructuralmente organizados en una capa de tetraedros de silicio seguidos por una capa de octaedros de aluminio.

Las arcillas 2:1 son menos comunes, ocurriendo sólo en algunas regiones con condiciones específicas de clima y material de origen del suelo, como es el caso de la región de Campanha do Rio Grande do Sul (en Brasil).

En esta región se encuentran suelos como los Chernozem y los Vertisoles, que presentan minerales de arcilla 2:1. Algunos de los principales minerales de este tipo de arcilla son la esmectita y la vermiculita.

Los minerales de arcilla 2:1 se denominan así porque tienen una estructura formada por una capa de octaedros de aluminio entre dos capas de tetraedros de silicio.

Esta disposición estructural permite la entrada de agua y nutrientes en las capas intermedias, aumentando la superficie específica y el CTC (capacidad total de cambio) del suelo arcilloso.

Por lo tanto, los suelos con minerales arcillosos 2:1 son reconocidos por tener una alta saturación de base y una excelente fertilidad natural.

Por otro lado, son muy plásticos y pegajosos cuando están húmedos y extremadamente duros cuando están secos, lo que dificulta las operaciones de preparado.

De esta manera, aunque un Vertisol sea naturalmente fértil, es difícil de manejar porque ofrece un corto período de tiempo para la entrada de la máquina y la preparación del suelo en función de la humedad.

Tierra roja

La tierra roja es uno de los principales tipos de suelo arcilloso, de coloración rojiza, que se encuentra en los estados de São Paulo, Mato Grosso do Sul, Paraná, Santa Catarina, Rio Grande do Sul; y también en la Argentina..

Se lo considera muy fértil (presencia de varios minerales), este tipo de suelo es muy adecuado para la práctica de la agricultura, especialmente para el cultivo de café.

Curiosidades

Muchos pueblos antiguos utilizaban la arcilla (un tipo de arcilla de modelar) como materia prima para la fabricación de utensilios (jarrones, recipientes, ollas), azulejos, ladrillos, cerámicas, objetos de arte y adornos.

¿Cómo citar?

Bilski E. (S.F.). Características del Suelo Arcilloso. Disponible en: https://www.caracteristicass.de/suelo-arcilloso/